Estudian un vínculo potencial entre una enfermedad infantil grave y el Covid-19

Los médicos analizan la posible relación del coronavirus con una conocida dolencia
Los médicos analizan la posible relación del coronavirus con una conocida dolencia Fuente: AFP
Luisa Corradini
(0)
29 de abril de 2020  • 17:56

PARÍS.– Los pediatras franceses lanzaron una señal de alarma ante la multiplicación de casos graves de hiperinflamación del sistema sanguíneo en niños pequeños. También registrada en otros países europeos y Estados Unidos desde principios de marzo, aún no se sabe si tiene relación con el coronavirus .

"En estas últimas tres semanas hubo un aumento aparente de casos de niños de toda edad, víctimas de un estado inflamatorio multisistémico, que requirió terapia intensiva en Londres y otras regiones de Gran Bretaña".

La alerta, lanzada por el National Health Service (NHS), la organización británica que controla la salud pública en Gran Bretaña, cayó como una bomba en la opinión pública de Francia, donde las escuelas deben comenzar a abrir sus puertas paulatinamente a partir del 11 de mayo.

En Gran Bretaña, poco más de una docena de niños fueron admitidos en terapia intensiva pediátrica después de desarrollar un síndrome de shock tóxico (habitualmente observado en infecciones conocidas como el estafilococo o la angina provocada por estreptococos) y una forma atípica de enfermedad de los vasos sanguíneos, más bien rara, conocida con el nombre de "enfermedad de Kawasaki".

Según el ministro de Salud Pública británico, Matt Hancock, "se trata de una nueva enfermedad que, a nuestro parecer, podría ser causada por el coronavirus".

Fuente: LA NACION

Además de Francia y Gran Bretaña, casos similares se registraron en Italia, España y Estados Unidos. La Academia norteamericana de pediatría describió el caso de un bebé de seis meses admitido y diagnosticado con la enfermedad de Kawasaki y positivo al Covid-19. En Francia, unos 15 casos se registraron en los últimos 15 días en París y en Lille (en el norte del país). Los especialistas hasta ahora se negaron, sin embargo, a establecer alguna relación con el Covid-19.

"Tenemos exactamente la misma alerta en Francia", confirmó la profesora Isabelle Koné-Paut, responsable de la red nacional de control de la enfermedad de Kawasaki y jefa de servicio del hospital Kremlin-Bicêtre. "Desde el mes de marzo, observamos una frecuencia más elevada de casos", precisó, subrayando la necesidad de "no ceder al pánico, pues las formas graves solo conciernen un número muy reducido de niños".

"Todos los años registramos varios centenares de casos de enfermedad de Kawasaki —por el nombre del médico japonés que descubrió la afección—, y existe el medicamento con que podemos curarla", dijo por su parte el doctor Damien Bonnet, del hospital infantil Necker en París.

La enfermedad de Kawasaki es una afección rara, con menos de 500 casos anuales señalados en Francia. Conocida desde hace más de 50 años, se trata de la patología cardiovascular adquirida más común en los niños de países desarrollados. Si bien los científicos nunca pudieron descubrir la causa precisa de esa enfermedad inflamatoria sistémica aguda, sospechan hace mucho que su origen es infeccioso.

Como la mayor parte de las enfermedades epidémicas, Kawasaki aparece en efecto en forma estacional. Su cuadro clínico también se parece mucho a otras patologías infecciosas: fiebre, tos, erupciones cutáneas, etc.

Fuente: AFP

Según los especialistas, varias diferencias existen, sin embargo, entre la enfermedad de Kawasaki tradicional y los casos que requirieron hospitalización a partir de marzo.

"La gran diferencia es la afección cardíaca precoz, a veces con miocarditis severas y la necesidad de poner a los pequeños en reanimación", explica Koné-Paut. La enfermedad clásica provoca una dilatación de las arterias coronarias, pero es muy raro que ataque el músculo cardíaco. Otra diferencia: en esta nueva forma de afección, los niños son un poco más grandes.

"En la enfermedad de Kawasaki conocida, los niños tienen menos de 5 años. Esta vez, muchos son mayores, entre 8 y 13 años", detalla el doctor Bonnet.

Si bien los tests virológicos practicados en los niños enfermos para detectar el Covid-19 no fueron todos positivos, los especialistas saben que estos no son totalmente seguros. Será necesario, entonces, acompañar esos tests con escaners pulmonares para aumentar las posibilidades de un diagnóstico preciso. Los científicos sospechan, sin embargo, una implicación del Covid-19, teniendo en cuenta que la alerta se produce en Europa al mismo tiempo que la pandemia.

Los médicos afirman que existe un tratamiento eficaz para la enfermedad de Kawasaki: los niños reciben inmunoglobina por vía intravenosa que reduce sensiblemente el riesgo de desarrollar problemas cardíacos. Sin embargo, ese tratamiento no parece suficiente en los casos recientes para evitar la aceleración inflamatoria. En estos pacientes, afirman los pediatras, hay que tratar sobre todo los síntomas de insuficiencia cardíaca.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.