ETA recibió un duro golpe en Francia