Europa, en alerta por el alto consumo de alcohol