Europa endurece las medidas contra la contaminación