Opinión. Europa ya no será la misma