Ex ministros talibanes se rindieron a Afganistán y quedaron en libertad