En su reaparición, el Papa aseguró que renunció "por el bien de la Iglesia"

Por la tarde, en la Basilica de San Pedro, el Pontífice dará inicio al tiempo de cuaresma
Por la tarde, en la Basilica de San Pedro, el Pontífice dará inicio al tiempo de cuaresma Fuente: AP
El Pontífice presidió la habitual audiencia general de los miércoles; por la tarde dará inicio al tiempo de cuaresma en una misa que, se espera, sea multitudinaria
(0)
13 de febrero de 2013  • 07:35

CIUDAD DEL VATICANO.- Con la cuenta regresiva ya en marcha para el inesperado final de su pontificado, Benedicto XVI reapareció hoy por primera vez tras el anuncio de la renuncia al presidir la habitual audiencia general de los miércoles, en la que advirtió que renunció al papado "en plena libertad por el bien de la Iglesia".

"Queridos hermanos y hermanas, como saben, he decidido renunciar al ministerio que el Señor me confió el 19 de abril de 2005. Lo he hecho en plena libertad para el bien de la Iglesia, después de haber orado largamente y tras examinar mi conciencia delante de Dios", dijo el Papa, luciendo cansado pero sereno ante unos 10.000 fieles que abarrotaron el Aula Pablo VI del Vaticano.

El Sumo Pontífice agregó que es "consciente de la importancia del hecho, pero también consciente de no ser capaz de llevar a cabo el ministerio petrino con la fuerza física y el espíritu que lo requiera". "Me apoya y me ilumina la certeza de que la Iglesia es de Cristo, el cual nunca le hará faltar su guía y su cuidado. Gracias a todos por el amor y la oración con que me habéis acompañado. Continúen orando por el Papa y por la Iglesia", concluyó.

Los miles de presentes le respondieron con una gran ovación, aún mayor que la que le dedicaron a su llegada al Aula Pablo VI para presidir la penúltima audiencia pública antes de la renuncia formal, el próximo 28 de febrero.

"Gracias a todos por el amor y la oración con que me habéis acompañado. Continúen orando por el Papa y por la Iglesia", concluyó.

En tanto, por la tarde, con la celebración de la imposición de las cenizas, dará inicio al tiempo de cuaresma, uno de sus últimos actos públicos como jefe de 1200 millones de católicos. La ceremonia será en la Basílica de San Pedro y no en otra iglesia romana de la colina del Aventino, como es tradición, porque se espera la presencia de miles de fieles.

En su penúltimo día como pontífice, el 27 del actual, Benedicto XVI presidirá su última audiencia general en la Plaza San Pedro, algo que se convertirá seguramente en una ceremonia de despedida multitudinaria.

Mientras tanto, en las calles sigue el desconcierto por una dimisión que nadie se esperaba, que creó gran perplejidad y hasta angustia entre los fieles.

Fiel reflejo de que nadie estaba preparado para semejante noticia-bomba, el vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi, confesó que aún no tiene respuesta a muchas preguntas que se acumulan entre especialistas y periodistas.

Video

¿Qué título tendrá el Papa una vez que haya renunciado? ¿Cómo vestirá? ¿Qué sucederá con su anillo y demás símbolos petrinos, que suelen destruirse a la muerte de un Papa? ¿Participará en la ceremonia de asunción de su sucesor? ¿Recibirá visitas? "No lo sé, como no sé muchas otras cuestiones. Nos tenemos que adaptar a una situación nueva, inédita, habrá que analizar muchas cosas", se excusó.

Lombardi confirmó además la veracidad del artículo del Osservatore Romano que reveló que el Papa decidió renunciar -algo que ningún pontífice realizaba desde hacía 600 años- después del viaje a México y Cuba, de marzo del año pasado. "En ese último gran viaje intercontinental [el último periplo fue al Líbano, en septiembre pasado], muy cansador, habrá reflexionado que eran necesarias más energías, pero no es que tomó la decisión en ese momento", dijo.

Un nuevo tuit



La vorágine de consultas e intrigas desatadas por su renuncia no le impidió al Papa dedicar un espacio a Twitter, donde hoy volvió a enviar un mensaje a sus fieles. "En el tiempo de Cuaresma que iniciamos, esforcémonos por convertirnos, abriendo nuestra vida cada vez más a Dios", escribió.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?