Extreman medidas de seguridad en Sudáfrica