Falleció el gran maestro de la milenaria Orden de Malta, aliada del Papa

Fra Giacomo junto al Papa Francisco en 2017
Fra Giacomo junto al Papa Francisco en 2017 Fuente: Reuters
(0)
29 de abril de 2020  • 17:45

ROMA.- La Soberana Orden de Malta, una organización católica que desde hace 1000 años trabaja en 120 países brindando ayuda médica, servicios sociales y asistencia humanitaria, anunció hoy que su máxima autoridad, que llevaba el título de "gran maestro", Fra 'Giacomo Dalla Torre del Tempio di Sanguinetto, de 75 años, murió en Roma de una enfermedad incurable que había sido diagnosticada hace unos meses.

Fra'Giacomo lideró la Orden desde su elección como su 80° príncipe y gran maestro el 2 de mayo de 2018. Esa elección puso fin a un período turbulento en la historia de la orden luego de una crisis institucional que causó fracturas internas profundas y un confrontación con la Santa Sede entre 2016 y 2017 . Bajo su liderazgo se llevó a cabo un proceso de renovación espiritual de la organización impulsado por el Papa Francisco , al igual que la revisión de su Constitución.

Según el comunicado de prensa de la Orden en el que se anunciaba el fallecimiento,"el Gran Comandante Fra 'Ruy Gonçalo do Valle Peixoto de Villas Boas asumió las funciones de teniente interino y seguirá siendo jefe de la Orden hasta la elección del nuevo Gran Maestro ".

El papa Francisco envió un telegrama de condolencia al teniente interino. "Recuerdo la total fidelidad a Cristo y al Evangelio de este hombre tan celoso de cultura y de fe [...] así como su dedicación a los que más sufren".

Fra 'Giacomo había nacido en Roma el 9 de diciembre de 1944 y se graduó en literatura y filosofía en la Universidad Sapienza de Roma, especializándose en arqueología cristiana e historia del arte.

En su comunicado de prensa, la Soberana Orden de Malta describió a su líder fallecido como "un hombre de gran espiritualidad y calor humano", que "siempre asistió personalmente a los desfavorecidos y repartía personalmente alimentos a los sin techo de las estaciones de ferrocarril Termini y Tiburtina en Roma".

La Orden fue fundada en Jerusalén alrededor del año 1048 y es a la vez un sujeto principal del derecho internacional. Sus sedes en Roma que funcionan desde 1834 tienen status soberano, como si fueran una embajada extranjera. La misión de la orden es dar testimonio de la fe y ayudar a los pobres y enfermos.

Hoy, la Orden de Malta se dedica principalmente a la atención médica, los servicios sociales y la ayuda humanitaria, operando en más de 120 países. Sus 13.500 miembros son apoyados por 80.000 voluntarios, 42.000 médicos, enfermeras y paramédicos. La orden administra hospitales, clínicas de atención médica, unidades ambulatorias, institutos para ancianos y discapacitados, centros de pacientes terminales y cuerpos de voluntarios.

Malteser International , la agencia de ayuda especial de la Orden de Malta, siempre está en primera línea en desastres naturales y para aliviar las consecuencias de los conflictos armados. La orden está actualmente comprometida en los países limítrofes con Siria e Irak para proporcionar ayuda a la población que huye de la violencia allí.

Junto a las unidades italianas, el Cuerpo de Socorro Italiano de la Orden de Malta participa en operaciones de primeros auxilios para los barcos cargados de migrantes en el Estrecho de Sicilia.

Según sus estatutos, la Orden de Malta es neutral, imparcial y apolítica . Tiene relaciones diplomáticas bilaterales con 110 estados, relaciones oficiales con otros seis estados y relaciones a nivel de embajadores con la Unión Europea. Es un observador permanente de las Naciones Unidas y sus organismos especializados, y tiene representantes en las principales organizaciones internacionales.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.