Federico Franco: "Paraguay debe ser reincorporado al Mercosur"

El presidente afirmó que las relaciones con los países vecinos mejorarían antes de la asunción del gobierno que será elegido mañana; dejó entrever que se acercaría a Maduro
(0)
20 de abril de 2013  

ASUNCIÓN.-Yo me manejaría con mucho pragmatismo. Después de las elecciones de este domingo [por mañana], Paraguay debe ser reincorporado al Mercosur y después vemos la cuestión de Venezuela", dijo en una entrevista con LA NACION el presidente Federico Franco.

Efectivamente, sea quien fuere el ganador de los comicios, la cuestión del retorno paraguayo a los organismos regionales es uno de los temas más complejos. Paraguay no sólo fue suspendido de esas organizaciones sino que el año pasado el Congreso declaró "persona no grata" al entonces canciller venezolano, Nicolás Maduro -hoy presidente-, y ninguno de los dos principales candidatos en estos comicios mira con simpatía a la revolución bolivariana.

Sin embargo, Franco dejó la puerta abierta a la posibilidad de dar marcha atrás. "La declaración de Maduro como «persona no grata» fue una decisión soberana del Congreso, pero que se puede rectificar con dos tercios de los votos", dijo.

Durante la entrevista, Franco se mostró relajado, sabedor de que la crisis institucional de junio pasado, con la destitución del presidente Fernando Lugo, es menos comprendida en el exterior que puertas adentro. Según algunos sondeos, su popularidad ronda el 36%, pero él dice que "la historia va a reconocer este corto período como absolutamente positivo para el Paraguay".

También habló de las relaciones con la Argentina y de sus sentimientos cuando el gobierno de Cristina Kirchner rechazó semanas atrás el avión paraguayo con ayuda humanitaria para los inundados.

- Tras la destitución del presidente Lugo, Paraguay se encuentra en malas relaciones con los países vecinos. ¿Cómo cree que va evolucionar ahora la situación?

-Yo tengo confianza en que antes de la asunción del nuevo gobierno se irán solucionando las diferencias.

-¿"Antes" de la asunción del nuevo gobierno?

-Tengo mucha esperanza. A lo mejor es una primicia? pero puede llegar a haber novedades incluso en el transcurso de la próxima semana.

-Si la cuestión depende de los países vecinos, todos han dicho que hasta que asuma el próximo gobierno no normalizarán las relaciones.

-¿Por qué no esperamos?... Cuando usted se entere va a decir: "El presidente tenía razón". Nosotros creemos que Paraguay ha hecho lo que tenía que hacer y estamos orgullosos de nuestras decisiones. En público y en privado, muchos dirigentes de la Argentina y de otros países nos han dicho que estábamos en lo correcto. Aquí hubo un cambio de gobierno en forma ajustada a la Constitución.

-¿Cómo evalúa usted estos nueve meses de su gestión?

-En todo este tiempo las libertades públicas y los derechos humanos han sido respetados. No hay un solo preso. No hay un solo detenido. Las personas que estuvieron en los gobiernos anteriores pudieron salir y entrar libremente del país. El país está en una atmósfera tranquila.

-Y si tuviera que elegir un logro, ¿cuál destacaría?

-Mediante la ley de inversión y la ley de maquila nosotros sembramos la semilla de que los ingresos de Paraguay no pueden basarse sólo en los royalties de Itaipú y las compensaciones de Yacyretá. Nuestro chip mental cambió. Hemos roto el círculo vicioso que significa ceder nuestra energía, exportar nuestra materia prima y exportar nuestros cerebros y mano de obra, mayormente hacia la Argentina. Agradecemos a la Argentina, que siempre fue muy generosa con todos los paraguayos, pero queremos que ellos de a poco vuelvan a casa.

-En cuanto a las relaciones con la Argentina. ¿A qué atribuye el rechazo del avión con ayuda humanitaria paraguaya a los inundados?

-Lo que me interesa como ser humano es el compromiso con la gente necesitada. No se olvide que soy médico. Ya por vocación natural me preocupar aliviar el sufrimiento. En este contexto no me parece que corresponda hacer un análisis político del rechazo a la ayuda paraguaya.

-¿Pero cómo se sintió usted personalmente?

-Nosotros encontramos una alternativa para enviar nuestra ayuda. Pero no se lo cuente a nadie? (risas). Hay una frase bíblica que me gusta: "Que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda". Nuestro aporte finalmente llegó a paraguayos y argentinos necesitados. Sólo Dios sabe que hemos cumplido con un mandato humano básico de solidaridad que está por encima de cuestiones políticas menores y circunstanciales entre dos países.

-¿Cómo ve el clima para las elecciones de mañana?

-Hay un ambiente tranquilo, pero enfervorizado. Son dos los candidatos que tienen mayores posibilidades y yo tengo lógicamente mi corazón. Desearía fervorosamente que gane Efraín Alegre. Pero independientemente de mi deseo está mi responsabilidad como presidente y deseo que las elecciones se hagan de forma transparente y participativa.

-Hubo acusaciones muy duras entre los dos candidatos. ¿Cómo cree que afectará eso la gobernabilidad del próximo presidente?

-No conozco ningún país donde se haga una campaña sin emitir acusaciones. Pero yo le aseguro que terminan las elecciones y hay un abrazo.

-¿Un triunfo de los colorados -el partido que gobernó Paraguay durante más de 60 años- sería una vuelta al pasado?

-El Partido Colorado acompañó la dictadura más larga de América latina, un paréntesis trágico de nuestra vida democrática. Ojalá que los colorados "aggiornados", puedan rectificar esos errores. Yo deseo que gane Alegre. Se lo digo indisimuladamente. Pero si esa no fuera la decisión del pueblo, voy a trabajar con el mismo profesionalismo con Horacio Cartes en el período de transición.

Acercamiento a venezuela

  • Federico Franco

    Presidente de Paraguay

    Franco deslizó que podría restablecer las relaciones

    "La declaración ?de Maduro como persona no grata se puede rectificar con dos tercios ?de los votos"
  • Filtran datos electorales

    El Tribunal Supremo de Justicia Electoral de Paraguay expulsó ayer a una funcionaria de la Secretaría de Tecnología de la Información y Comunicación, que operaba en el Sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares, por presunta filtración de datos confidenciales.

    Aparentemente, la funcionaria incumplió el reglamento, que obliga a mantener el secreto sobre la infraestructura y los sistemas informáticos implementados para las elecciones de mañana, y pasó datos al Partido Demócrata Progresista (PDP) de Rafael Filizzola, compañero de fórmula del candidato Efraín Alegre.

    El clima electoral en Paraguay está tenso, con un cruce de acusaciones entre los partidos y el estallido de varios escándalos que le costaron el cargo al presidente del Senado Jorge OviedoMatto, del partido Unace, fundado por Lino Oviedo.

    Por:

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.