Cuba comienza a despedirse de Fidel Castro con una ceremonia que durará nueve días