Catástrofe. Filipinas: se extienden los saqueos y el éxodo en las zonas afectadas