Tras varias horas de tensión. Finalizó con dos muertes la toma de rehenes en EE.UU.