Florida: un Boeing 737 derrapó al aterrizar y y terminó en un río

Un Boeing 737 habría patinado de la pista de aterrizaje y llegado al río St. Johns.
Un Boeing 737 habría patinado de la pista de aterrizaje y llegado al río St. Johns. Crédito: Twitter @JSOPIO
(0)
5 de mayo de 2019  • 14:44

FLORIDA.- Una aeronave del tipo Boeing 737 protagonizó un nuevo incidente al norte de Florida , Estados Unidos , con 143 personas a bordo, del cual afortunadamente no hubo que lamentar víctimas fatales.

El Boeing 737-800 en cuestión era operado por Miami Air International el viernes por la noche desde la estación naval de la Bahía de Guantánamo en Cuba. Trasladaba a 136 pasajeros y siete tripulantes. En total 21 personas resultaron heridos y fueron traslados a hospitales locales sin lesiones de gravedad. Un bebé de tres meses fue hospitalizado de manera preventiva.

Las autoridades federales locales investigan desde ayer la causa que produjo que el avión resbalara durante la maniobra de aterrizaje por la pista de la base militar Jacksonville y se desplazara hasta el río St. Johns que se encuentra al final de la pista.

La nave intentaba aterrizar a las 21:40 horas del viernes en medio de una tormenta eléctrica cuando golpeó y rebotó contra el suelo en su aterrizaje, se salió de la pista tras un viraje brusco y terminó sobre las aguas del río, pese al intento del piloto para controlarlo en medio de rayos y truenos.

Sus pasajeros vivieron momentos de caos y terror a bordo debido a las sacudidas. Como consecuencia del impacto, se desplegaron las mascarillas de oxígeno y se abrieron los compartimientos superiores en la cabina, de los cuales cayeron parte de su contenido.

Cuando la nave finalmente estaba frenada, los ocupantes subieron a las alas para ser rescatados. Luego de la evacuación a los pasajeros, los equipos comenzaron a trabajar para contener posibles fugas de combustible.

"Creo que es un milagro. Podríamos estar hablando de una historia completamente distinta", dijo el capitán Michael Connor, comandante en jefe, de la base luego del incidente.

La junta nacional de seguridad del transporte de Estados Unidos (NTSB por sus siglas en inglés) procedió a realizar los peritajes en el lugar del incidente, donde la aeronave continuaba parcialmente sumergida en aguas poco profundas y ya sin el cono de la nariz, que perdió presuntamente con el choque.

16 miembros del equipo de investigación lograron recuperar la caja negra del vuelo de la aeronave. También examinaron el avión y los factores ambientales y humanos para intentar descubrir cómo es que la aeronave terminó en el río.

Por el momento se desconoce cuándo se sacará el avión del río, pero según Connor el tren de aterrizaje quedó posado sobre el lecho del río, lo que hace poco probable que el aparato flote y quede a la deriva.

Agencia Reuters y AP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.