Francia: el plan de Macron para flexibilizar las normas de la fertilización in vitro podría generar escasez de semen

Emmanuel Macron quiere modificar la ley actual
Emmanuel Macron quiere modificar la ley actual Fuente: AFP
(0)
24 de septiembre de 2019  • 14:40

PARÍS (Reuters).- Francia corre el riesgo de una escasez de esperma congelado si los legisladores aprueban una nueva ley que permite a las solteras y a las parejas de lesbianas acceder a la fertilización in vitro (FIV) y abolir el derecho de los donantes de semen y óvulos a mantener su identidad en secreto, dijeron médicos.

Los legisladores de la Asamblea Nacional comenzaron el martes a debatir un proyecto de ley de bioética que flexibiliza algunas de las normas más estrictas de Europa occidental que rigen los embarazos con asistencia médica, una promesa de campaña del presidente Emmanuel Macron.

Según la ley vigente en Francia, la FIV está disponible solo para parejas del sexo opuesto y solo por razones de infertilidad o riesgo de transmisión de una enfermedad o afección médica al niño o a sus padres.

La ministra de Salud, Agnes Buzyn, pronostica un aumento de cerca dos tercios en la demanda de procedimientos de FIV, con 2000 mujeres adicionales registrándose anualmente para recibir tratamiento.

Las parejas ya esperan un promedio de 12 meses desde el registro hasta su primer intento de FIV. Los médicos de la red de bancos de esperma públicos de Francia (CECOS) dijeron que el suministro de esperma criopreservado solo satisface la demanda.

Además, predicen que suprimir el anonimato de los donantes podría provocar que las tres cuartas partes de los hombres y mujeres registrados nieguen a las clínicas el uso de su esperma y óvulos bajo las nuevas reglas.

"Decir 'todo va a estar bien' sería enterrar la cabeza en la arena", dijo Nathalie Rives, presidenta de la federación de CECOS. "Habrá un período de inestabilidad, con una mayor demanda y la necesidad de reclutar nuevos donantes. No sabemos cuánto durará esta inestabilidad".

El proyecto de ley de bioética, que también permitiría a las mujeres congelar sus óvulos por razones que no son médicas para aumentar sus posibilidades de tener hijos, es la primera gran reforma social de Macron.

La reproducción médicamente asistida, como la FIV, está ampliamente disponible para todas las mujeres en países como Gran Bretaña, Bélgica y España. Pero en Francia generó un debate más amplio sobre la comercialización de la salud y los derechos de los homosexuales.

"El derecho a conocer los orígenes de uno es un derecho vital, un derecho fundamental", dijo Arthur Kermalvezen, de 35 años, quien se sometió a pruebas de ADN para localizar a su padre biológico y ha hecho campaña por el levantamiento del anonimato de los donantes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.