Crisis humanitaria / La intervención del vaticano. Francisco comió con las familias de refugiados a las que les dio asilo