Francisco pidió a las iglesias de Europa que acojan a refugiados

El Papa recordó "el testimonio" de la Madre Teresa y exhortó al Viejo Continente a "no decir solo «valentía, paciencia» sino ofrecer una esperanza concreta"; también habló de los colombianos deportados en Venezuela
(0)
6 de septiembre de 2015  • 09:12

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- Francisco pidió que "las parroquias, comunidades religiosas, monasterios y santuarios de toda Europa" reciban a una familia de refugiados. "Un gesto concreto en preparación al Año Santo de la Misericordia", dijo el Papa en referencia al Jubileo. El Sumo Pontífice aseguró que este gesto comenzará en su propia diócesis de la capital italiana.

Francisco rezó el Angelus de los domingos desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano y luego dio un discurso que apuntó a la crisis de migrantes y refugiados en todo el mundo.

No vale decir solo 'valentía... paciencia'... hay que ofrecer a los refugiados una esperanza concreta (Francisco)
"Ante la tragedia de decenas de miles de refugiados que huyen de la muerte por la guerra y el hambre, y que han emprendido una marcha movidos por la esperanza, el Evangelio nos llama a ser «próximos» a los más pequeños y abandonados. A darles una esperanza concreta", exhortó Bergoglio, quien dijo que "no vale decir solo: «Valentía, paciencia», sino que hay que ofrecer a estas personas una esperanza concreta".

Para ello, y en el marco de la preparación para el Jubileo de la Misericordia, que se celebrará en diciembre, Francisco recordó que la misericordia de Dios viene reconocida a través de las obras humanas "como ya testimonió la vida de la beata Madre Teresa de Calcuta", fallecida el 5 de septiembre de 1997 y se dirigió expresamente a los obispos y pastores del Viejo Continente: para recordar "que misericordia es el segundo nombre del amor... «Todo lo que hayáis hecho en favor del más pequeño de mis hermanos, a mí me lo habéis hecho»", citó.

Francisco pidió diálogo entre Colombia y Venezuela

Más de 15.000 colombianos han abandonado Venezuela por miedo y 1.355 han sido deportados por el gobierno de Nicolás Maduro (Naciones Unidas)

En español, Francisco reveló hoy que los obispos de Venezuela y Colombia "se reunieron para examinar juntos la dolorosa situación que se ha creado en la frontera" de estos países, cerrada desde el pasado 19 de agosto.

"Veo en este encuentro un claro signo de esperanza. Invito a todos, en particular a los amados pueblos venezolano y colombiano, a rezar para que, con un espíritu de solidaridad y fraternidad, se puedan superar las actuales dificultades", agregó.

Los obispos de Venezuela y Colombia se han reunido. Veo en este encuentro un claro signo de esperanza (Francisco)

El pasado 19 de agosto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el cierre de la frontera con Colombia después de que tres miembros de la fuerza armada venezolana y un civil resultaran heridos en un enfrentamiento con presuntos contrabandistas.

Según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), desde entonces al menos 1.355 colombianos fueron deportados.

Otros 15.000 colombianos han regresado por su propia cuenta al país procedentes de Venezuela ante el miedo de la deportación, agregó el organismo en un balance divulgado recientemente.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.