Francisco pidió una solución "pacífica y justa" de la crisis en Venezuela

El Papa, ayer, en el Hogar Buen Samaritano, en Panamá
El Papa, ayer, en el Hogar Buen Samaritano, en Panamá Fuente: AP - Crédito: A. Tarantino
Se refirió por primera vez al conflicto en uno de sus últimos actos de la Jornada Mundial de la Juventud, en Panamá, que terminó ayer
(0)
28 de enero de 2019  

PANAMÁ (AP).- El papa Francisco imploró ayer por una solución "justa" y "pacífica" de la crisis política en Venezuela tras cerrar el mayor evento de la Iglesia Católica con la juventud en Panamá.

Poco después de oficiar una misa campal ante 700.000 personas con la que cerró la Jornada Mundial de la Juventud y en la que alentó a los jóvenes a actuar en el presente para lograr sus sueños, el Papa se refirió a la crisis venezolana durante la oración del Angelus, en el Hogar del Buen Samaritano, de Panamá.

"Aquí, en Panamá, he estado pensando mucho en el pueblo venezolano, al que me siento particularmente unido estos días, y ante la grave situación que atraviesa el país, pido al Señor que se busque y se logre una solución justa y pacífica para superar la crisis, respetando los derechos humanos y deseando el bien de todos los habitantes del país", leyó el Papa, al referirse por primera vez desde que arribó a Panamá, el miércoles pasado, a la nueva escalada en la crisis venezolana tras la proclamación como presidente encargado del líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó .

El Vaticano solo había dicho durante la visita del papa en Panamá que el líder de los católicos en el mundo seguía de cerca los acontecimientos. El Papa no dijo si reconocería a Guaidó, que fue respaldado por Estados Unidos y otros líderes de América Latina y Europa. A finales de 2016, el Vaticano intentó mediar entre el presidente Nicolás Maduro y la oposición, que cuenta con el respaldo de muchos obispos venezolanos, pero sus intentos de conciliación se vieron frustrados.

Luego de hablar de Venezuela, Francisco homenajeó a los 21 cadetes que murieron durante el atentado con coche bomba contra una academia policial en Bogotá el 17 de enero pasado, que se atribuyó la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El Papa, que visitó Colombia en 2017 para unir el país tras la firma de la paz entre el gobierno y las ahora extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), rezó para que los cadetes descansen en paz y para que toda Colombia pueda encontrar el sosiego. Y denunció que los cadetes habían sido "asesinados" por "terroristas".

Horas antes, el fervor se vivió en un parque industrial, bautizado Juan Pablo II, donde el papa argentino ofició una misa multitudinaria con la que bajó el telón de la Jornada Mundial de la Juventud, cuya próxima edición se realizará en Portugal. Fue la concentración más numerosa de la jornada, en la que se sumaron todos los presidentes de América Central, con excepción de Nicaragua. En la celebración, Francisco admitió que hay una "fatiga" en el clero debido en parte a los propios pecados de la Iglesia, en alusión a los escándalos de abuso sexual de sacerdotes.

Luego les habló a los jóvenes. "Les pido que no dejen enfriar lo que han vivido estos días, vuelvan a sus parroquias y comunidades... transmitan lo que han vivido, para que otros puedan vibrar con esa fuerza y con esa ilusión concreta que ustedes tienen", concluyó Francisco, que luego partió a Roma.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.