Frustran un ataque químico en Jordania

Hubiera causado miles de muertos
(0)
27 de abril de 2004  

AMMAN.- Las autoridades jordanas anunciaron ayer que frustraron un atentado químico de enormes proporciones planeado por la organización terrorista Al-Qaeda contra la sede de sus servicios secretos y que, de haberse concretado, podría haber resultado en la muerte de hasta 80.000 personas y dejado alrededor de 160.000 heridos.

Mientras la televisión pública se refirió al frustrado atentado como el "más importante y mortífero en la historia de Jordania", un funcionario indicó ayer que las fuerzas de seguridad mataron a cuatro terroristas y arrestaron a otros seis. Todos formaban parte de la célula que planeaba perpetrar el ataque. Además, fueron incautados varios camiones con casi 20 toneladas de explosivos y sustancias químicas en su interior.

Pese a que no se mencionó el tipo de gas que los terroristas pretendían utilizar, fuentes de seguridad informaron que la explosión hubiera liberado una sustancia extremadamente tóxica que habría matado por asfixia en un amplio perímetro.

De acuerdo con una confesión del presunto líder de la célula terrorista difundida por la televisión, detrás del atentado fallido estaría nada menos que Abu Mussab al-Zarqawi, considerado "el sospechoso número uno" de haber ideado los numerosos ataques perpetrados en Irak desde la caída del régimen de Saddam Hussein y por quien Estados Unidos ofrece una recompensa de diez millones de dólares.

Según Washington, el objetivo de Al-Zarqawi, de 38 años y máximo representante de Osama ben Laden en Irak, es iniciar una guerra civil entre chiitas y sunnitas, lo que terminaría de desestabilizar el convulsionado país.

"Vine de Afganistán, conocí a Al- Zarqawi en Irak y le prometí total lealtad", señaló ante las cámaras el jordano de origen palestino Azmi Jayyousi, y además dijo que se infiltró en el país con la ayuda de ciudadanos sirios y que "sus operaciones militares" incluían lanzar ataques contra la oficina del primer ministro jordano y la sede de la embajada estadounidense en Amman.

Hace dos semanas, el rey jordano Abdullah II había anunciado en una entrevista por televisión que las fuerzas de seguridad habían frustrado un gigantesco atentado, aunque en esa oportunidad no mencionó ningún objetivo específico.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.