Frustran un atentado a la basílica de Bolonia

Planeaban atacar un fresco gótico
Planeaban atacar un fresco gótico
(0)
24 de junio de 2002  

ROMA.- Al-Qaeda, la red terrorista de Osama Ben Laden, planeaba un atentado contra la basílica de San Petronio, en el corazón de Bolonia. ¿Por qué? Porque allí hay un fresco del 1400 que representa al profeta Mahoma en el Infierno, una obra considerada "blasfema" por los fundamentalistas islámicos.

Según reveló ayer el Corriere della Sera, este clamoroso plan fue desbaratado hace unos meses por los carabineros, que interceptaron conversaciones telefónicas de una presunta célula terrorista milanés, formada por tunecinos y marroquíes, vinculada con el Grupo Salafita de Combate. Según los investigadores, detrás de este plan, que trasciende en momentos en que es altísima la alarma mundial por eventuales nuevos golpes terroristas, estaba un personaje llamado "Amsa el libio", uno de los hombres más importantes de Al-Qaeda, que fue interceptado también gracias a intercambios de informaciones con la CIA, y arrestado en Gran Bretaña.

"Un invento"

Al parecer, el blanco del plan -que ayer miembros de la comunidad islámica italiana definieron como "un invento"- no era propiamente la Basílica de San Petronio, ubicada en la Piazza Maggiore de Bolonia, sino un fresco gótico que hay en su interior. La obra, realizada en 1415, ilustra una escena del Canto 28 del Infierno de la "Divina comedia", de Dante Alighieri, en el cual se lo ve a Mahoma desnudo, torturado por los demonios, entre los idólatras condenados a sufrir las penas del castigo eterno. Un fresco que la Unión de Musulmanes italianos siempre consideró "blasfema y obscena".

Justamente hace un año, el 29 de junio de 2001, la Unión había protagonizado una manifestación frente a la mezquita de esta capital para exigir la remoción del fresco, en una protesta que más tarde se repitió en Milán, y en otras ciudades del Norte. La Unión incluso había enviado un mensaje al Papa, en el que destacaba que los musulmanes "jamás nos atrevimos a pintar a Jesús, o a su madre, desnudos sobre las paredes de nuestras mezquitas", y recordaba que el fresco de la Basílica de San Petronio "para todos los musulmanes es absolutamente inaceptable, porque representa una ofensa mucho más grave de los `Versos satánicos´, de Salman Rushdie".

Adel Smith, presidente de la Unión de Musulmanes Italianos, y organizador de las protestas que hubo en contra del fresco, ayer relativizó la noticia del desbaratado atentado terrorista. "Es una noticia que no me convence y no creo que sea atendible", afirmó. "Claro, nosotros consideramos esa obra un insulto a nuestra religión y a nuestro pueblo -agregó-, pero esto no significa que planeamos proyectos vandálicos o actos terroristas."

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.