Cuando faltan nueve días para las elecciones: el mandatario intenta tomar la iniciativa en la batalla por el gas. Fuerte advertencia de Lula a Bolivia