Fuerte avance de Roseana Sarney

La hija del ex presidente brasileño podría ganarle a Lula en una segunda vuelta
(0)
20 de diciembre de 2001  

BRASILIA.- El propósito del presidente Fernando Henrique Cardoso de designar a un miembro del oficialista Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB) para sucederlo en el poder en enero de 2003 podría quedar frustrado ante el fuerte avance de Roseana Sarney, que se confirma como la única candidata que puede robarle la victoria en las elecciones presidenciales del año próximo al favorito, Luiz Inacio Lula Da Silva.

Según un sondeo publicado ayer por Data Folha, la gobernadora de Maranhao e hija del ex presidente José Sarney, del Partido del Frente Liberal (PFL) -miembro de la coalición gobernante- podría ganar las elecciones a Lula, candidato del opositor Partido de los Trabajadores (PT), si es que se produce una segunda vuelta electoral.

Data Folha realizó en la primera semana de diciembre una encuesta en todo el país que dio como ganador a Lula con el 31% de la preferencia electoral, seguido de Roseana Sarney con el 19%, muy por encima de sus inmediatos competidores: el gobernador de Río de Janeiro, Anthony Garotinho, con 11%, y Ciro Gomes, con 10 por ciento.

Ante un ballottage

Sin embargo, el sondeo incluyó en sus preguntas la posibilidad de una segunda vuelta electoral. El resultado dio como ganadora a Sarney con el 46% seguida de Lula con el 44 por ciento.

El contendiente más cercano es José Serra, candidato del partido de Cardoso, que, en el caso de un ballottage con Lula, sólo obtendría el 34% de los votos.

Ni Sarney ni Lula fueron confirmados aún por sus partidos como candidatos a la presidencia para los comicios de octubre del próximo año. Pero la gobernadora de Maranhao es considerada como el fenómeno de la pre campaña, por ser la única capaz de acercarse al líder del PT.

Los últimos meses las encuestas de Data Folha y de otros institutos mostraron su crecimiento en la preferencia electoral. En septiembre alcanzó el 12%, en noviembre el 16% y en diciembre el 19%. Lula, en tanto, se mantuvo entre el 30 y el 33 por ciento.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.