Fuertes ataques entre Piñera y Frei

Ambos apuntan a captar al electorado del independiente Enríquez-Ominami; el candidato oficialista sumó nuevas figuras a su campaña
Juan Landaburu
(0)
15 de diciembre de 2009  

SANTIAGO, Chile.- Sin tiempo que perder, el candidato de la derecha, Sebastián Piñera, y su rival de la Concertación, Eduardo Frei, comenzaron a delinear de inmediato las nuevas estrategias con las que buscarán conquistar los votos que les faltan para consagrarse presidente de Chile en la segunda vuelta electoral del 17 de enero. Según se insinuó ayer, la nueva campaña promete ser de alto voltaje.

Los mayores cambios se produjeron del lado que se encuentra más lejos de ese objetivo, la Concertación, que en las elecciones de anteayer obtuvo el porcentaje de votos más bajo (29,6%) desde el retorno de la democracia al país. El oficialista Eduardo Frei incorporó como jefa de campaña a una de las ministras más populares del gobierno, que renunció a su cargo para asumir sus nuevas funciones.

En contraste, en la sede del comando de Piñera (que obtuvo finalmente el 44,09% de los votos), reinaba ayer el optimismo, y más allá de algún nuevo eslogan o himno de campaña, no se anunciaron grandes cambios.

"Le quiero decir al comando de Frei que, si quiere, se lleve todo el gabinete al comando, que eso no va a cambiar nada. El problema no es de rostros: el problema es de historia, de performance, de propuestas, de contenidos", dijo un exultante Piñera en un encuentro con LA NACION y otros medios internacionales.

"Tengo la firme impresión de que en las horas que vienen muchas figuras van a ir sumándose a nuestra campaña. No estamos programando una reestructuración, una reingeniería total del comando, porque nosotros ganamos las elecciones de ayer [por el domingo]. Los que hacen reestructuraciones o reingenierías son los que perdieron", añadió, y denunció una "brutal intervención electoral" del gobierno para impedir su triunfo.

Piñera obtuvo anteayer un fuerte respaldo de los votantes chilenos, lo que significó la primera victoria de un candidato de derecha en primera vuelta desde 1989. El empresario, dueño de una fortuna que supera los US$ 1000 millones, le lleva más de 14 puntos de ventaja a su contrincante, y parte como gran favorito para la segunda vuelta.

La Concertación, en cambio, buscó dar un golpe de efecto al incorporar como jefa de campaña a la secretaria general de gobierno, Carolina Tohá, hija de un ex ministro del gobierno de Salvador Allende. Con este nombramiento, el oficialismo persigue un doble objetivo: intentar trasladar parte de la alta popularidad de la presidenta Michelle Bachelet a Frei, algo que hasta ahora no ha conseguido, y entusiasmar al votante joven que, desencantado con las prácticas de la vieja política, en primera vuelta se volcó por el independiente Marco Enríquez-Ominami (que obtuvo el 20,13% de los votos) y el comunista Jorge Arrate (6,21%).

En el acto de presentación de Tohá, en el que prometió "muchas más sorpresas" a lo largo de esta semana, Frei mostró un atisbo de la estrategia con la que la Concertación intentará polarizar al electorado en los 34 días que quedan para la elección final.

"La ciudadanía deberá elegir si quiere optar por el camino de cambio, de más oportunidades y de justicia social que ha encabezado nuestra presidenta Michelle Bachelet, o por el rumbo incierto del poder del dinero y de los negocios mal relacionados con la política", dijo el ex presidente demócrata cristiano, en un ataque frontal a Piñera.

Luego llegó el turno de Tohá, que sin tiempo que perder apeló al voto progresista que respaldó a Enríquez-Ominami, el joven candidato que renunció a la Concertación para lanzar su propia candidatura presidencial y que se convirtió en el fenómeno político del año en Chile.

"En la elección de ayer hubo otros candidatos que tuvieron también el apoyo de gran cantidad de ciudadanos a los que nosotros nos queremos dirigir [?], para decirles que sus sueños, sus aspiraciones, su deseo de que Chile pase a una nueva etapa, que demos por cerrada la transición y que asumamos que las nuevas generaciones deben ponerse en la primera línea, esa posibilidad hoy día está representada por la esperanza de Eduardo Frei", señaló Tohá.

Las empresas de Piñera

Tohá también insistió en el rumbo marcado por Frei, y atacó a Piñera por su relación con el mundo de los negocios. Entre otras empresas, el candidato de la derecha es dueño del 26% de la aerolínea LAN, y ha prometido vender esas acciones en caso de ser elegido presidente.

"Hasta el día de hoy, y luego de la primera elección, el candidato de la derecha, Sebastián Piñera, todavía no ha vendido una sola acción", lo apuró Tohá.

Piñera no se quedó callado. "Si quieren insistir en ese camino, yo les digo «bienvenido sea», porque ese es el camino directo a una derrota electoral aún más grande, porque los chilenos lo que quieren son campañas de ideas, de propuestas, de futuro y no de descalificaciones", respondió.

"Así que quiero agradecerle a la ministra Tohá porque sus primeras palabras son muy favorables a nuestra opción del 17 de enero", añadió Piñera.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.