Fujimori rompió el silencio en Japón