Golpe contra una red que prostituía mujeres latinoamericanas