Gore criticó como débiles las medidas de Obama contra el cambio climático

El ex vicepresidente de EE.UU. insistió en que era insuficiente bajar 17% las emisiones antes de 2017 pero admitió como acertada la presencia del presidente en Copenhague
(0)
6 de diciembre de 2009  • 20:47

En vísperas del inicio de la cumbre climática en Copenhague, el ex vicepresidente estadounidense Al Gore volvió a criticar como insuficientes las medidas tomadas por el actual mandatario de su país Barack Obama en la lucha contra el cambio climático.

Dijo que plan presentado por el presidente de su país para recortar las emisiones un 17% en los Estados Unidos antes de 2017 "es más débil de lo que debería". Y opinó: "Me gustaría que los Estados Unidos pudieran hacer más".

"Estados Unidos es la nación que puede ofrecer más soluciones y que cuenta con el liderazgo para hacerlo. Espero que el presidente quiera hacer más", dijo.

En una entrevista con el diario italiano "La Repubblica", publicada hoy, Gore insistió "Ésta es la mayor amenaza de nuestra civilización".

Histórico. "Soy muy optimista sobre Copenhague. Lograremos un acuerdo, y creo que será firmado por todos los países miembros de la las Naciones Unidas, lo que sería histórico", declaró el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en una entrevista publicada por el diario danés Berlingske Tidende.

"Tenemos buen espíritu político. Todos los jefes de Estado y de gobierno están de acuerdo sobre el objetivo, que es combatir el calentamiento climático. Ahora nos falta ponernos de acuerdo sobre la manera de hacerlo. Va a funcionar", añadió.

"La cumbre de Copenhague es el momento perfecto para negociar sobre lo que sabemos", y llamó a no "perder tiempo, porque todos los gobiernos del mundo están de acuerdo en que la temperatura media no debe aumentar más de dos grados".

La soja y la selva Amazónica. Brasil puede recaudar hasta 18.000 millones de dólares anuales por la preservación de la Amazonia, uno de los temas que la delegación de ese país defenderá a partir de mañana en la Cumbre sobre Cambios Climáticos en Copenhague, publicó hoy el diario Folha de Sao Paulo.

Si los bosques y áreas selváticas de la Amazonia brasileña fueran incendiados emitirían 47.000 millones de toneladas de carbono, lo suficiente como para causar una catástrofe ecológica global.

Según la publicación uno de los pocos puntos sobre los que ya hay consenso entre países ricos y pobres es implementar el programa de Reducción de Emisiones por Deforestación o Degradación ambiental (Redd).

A través del Redd, países u organizaciones internacionales, financiarán la preservación amazónica.

Paulo Moutnho, de la ONG Instituto de Pesquisa Amazónica (Ipam), respalda la aplicación del Redd pero advierte que "no podemos caer en la trampa" de una andanada de proyectos sin fundamento que estén interesados en recibir dinero fácil. La mayoría de los 725 miembros de la delegación brasileña, una de las más numerosas en la cumbre de la ONU, coinciden en que preservar la biodiversidad tiene un costo.

En ese punto hay consenso incluso entre ambientalistas y representantes del agronegocio, sector responsable por los incendios forestales para establecer plantíos de soja y criar ganado.

El productor sojero y gobernador de Mato Grosso, Blairo Maggi, declaró que entre los empresarios hay "expectativa de poder recibir dinero en compensación por mantener la floresta en pie".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.