Gran Bretaña: todo lo que está en juego en las elecciones de mañana

El primer ministro Boris Johnson con su lema: "Concretar el Brexit"
El primer ministro Boris Johnson con su lema: "Concretar el Brexit" Fuente: Reuters
(0)
11 de diciembre de 2019  • 12:33

Después de una larga y agotadora cruzada por el Brexit, Gran Bretaña se dirige a otra elección general anticipada para tratar de resolver el asunto. Aunque el Parlamento minó la promesa de Boris Johnson de salir de la Unión Europea antes del 31 de octubre "a toda costa", el primer ministro británico logró la disolución del parlamento y la convocatoria de elecciones anticipadas, con la aprobación de ambas cámaras y el asentimiento de Isabel II.

Así, tras una reñida campaña, Gran Bretaña irá mañana a las urnas por tercera vez en menos de cinco años para elegir 650 ministros del Palacio de Westminster. Johnson espera mejorar el desempeño insuficiente de su predecesora, Theresa May, cuyas elecciones anticipadas en 2017 fracasaron. Desde entonces, su partido, el Partido Conservador, tuvo que gobernar de forma minoritaria con un acuerdo de "confianza y oferta" con el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte. Eso ha bloqueado la capacidad del gobierno para aprobar el acuerdo de Brexit.

¿Por qué se celebran elecciones generales mañana?

El término elección general en Gran Bretaña se refiere a las elecciones celebradas el mismo día en todas las circunscripciones de sus miembros del Parlamento (MP) a la Cámara de los Comunes. Según los términos de la Ley Electoral de 2011, el período entre una elección general y la siguiente se fija en cinco años, a menos que la Cámara de los Comunes apruebe una moción de no confianza en el Gobierno, y no pase una moción de confianza en un nuevo Gobierno dentro de los siguientes 14 días; o apruebe una moción, por dos tercios de sus miembros, que resuelve que las elecciones generales deberían tener lugar antes; o apruebe una propuesta del Primer Ministro para reprogramar una elección a más tardar dos meses después de la fecha original.

Estas elecciones fueron convocadas por el Gobierno británico, con el visto bueno de la Cámara de los Comunes y de la Cámara de los Lores, como forma de desatascar la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Dicho proceso fue aprobado por el pueblo británico en un referéndum vinculante celebrado el 23 de junio de 2016, pero permanece bloqueado desde entonces en el Parlamento por divergencias de los distintos grupos políticos en cuanto a la futura relación que Gran Bretaña debe o no mantener con la Unión Europea.

Jeremy Corbyn, el líder del partido laborista
Jeremy Corbyn, el líder del partido laborista Fuente: AP

¿Cómo funciona el sistema electoral británico?

El primer ministro no es elegido directamente. En cambio, el público vota por un solo miembro del Parlamento (MP). Los MP son elegidos por los votantes para representar los intereses de su circunscripción en la Cámara de los Comunes. La mayoría pertenece a un partido político, pero algunos son independientes. Hay 650 MP en total.

Si un partido político tiene una mayoría en la Cámara de los Comunes, entonces el líder de ese partido será nombrado Primer Ministro. De lo contrario, los líderes del partido intentarán formar una coalición o liderar un gobierno minoritario. Quien tenga el apoyo de la mayoría de los miembros del Parlamento generalmente será el Primer Ministro.

¿Qué partidos participan?

El Partido Conservador y el Partido Laborista han sido los dos partidos políticos más importantes y han suministrado a todos los Primeros Ministros desde 1922 (con la excepción de Ramsay MacDonald, que fue Primer Ministro entre 1931 y 1935 como miembro de la Organización Laborista Nacional).

Los otros partidos minoritarios que se presentan son: el Partido Nacional Escocés, los Demócratas Liberales, Plaid Cymru, Partido Verde de Inglaterra y Gales, UKIP, Change UK y el Partido del Brexit, a los que se suman los partidos políticos de Irlanda del Norte.

Una manifestación en contra del Brexit
Una manifestación en contra del Brexit Crédito: DPA

El Partido Laborista pretende repetir el referéndum de 2016 pero con un nuevo acuerdo de salida, negociado previamente con la UE. Promete que respetará los resultados de esa votación y cumplirá con los deseos del pueblo.

Por su parte, Johnson quiere que Gran Bretaña abandone la UE con el acuerdo revisado que acordó. Anunció que, con un gobierno conservador mayoritario, comenzaría el proceso para "concretar el Brexit" el primer día del nuevo Parlamento y cumplir con el nuevo plazo del 31 de enero de 2020.

¿Quiénes son los dos líderes principales?

Tanto Boris Johnson -el actual premier y líder del Partido Conservador- como Jeremy Corbyn -líder del Partido Laborista, tienen índices de aprobación negativos y los dos han recibido críticas personales.

A Corbyn se lo acusa de permitir que el antisemitismo se extienda en el partido de centroizquierda, y algunos lo consideran un socialista doctrinario y "chapado a la antigua".

De hecho, los laboristas tuvieron un momento de bochorno ayer, cuando se filtró una grabación en la que el vocero de sanidad de la formación comentaba que el partido perdería los comicios de mañana porque los votantes "no pueden soportar a Corbyn".

En el otro bando, Johnson ha sido criticado por antiguos comentarios ofensivos, promesas rotas y mentiras. Esta semana mostró una gran falta de empatía ante la imagen de un niño de cuatro años tumbado en el suelo de un hospital porque no había camas disponibles. Michael Gove, aliado de Johnson, dijo hoy que el primer ministro estaba profundamente preocupado por la situación del niño, pero que había sufrido "un único momento de distracción".

¿Quién lleva la ventaja?

Aunque los sondeos mostraron una ventaja continuada del Partido Conservador del primer ministro, Boris Johnson, el margen se ha ido reduciendo conforme se acerca la votación de mañana.

El último modelo de YouGov muestra a los conservadores con el 43% de los votos, a los laboristas con el 34%, los demócratas liberales con el 12% y el Partido Brexit con el 3%.

Estos votos se traducen en 339 escaños para los conservadores, 231 para los laboristas, 41 para el Partido Nacional Escocés (SNP) y 15 para los demócratas liberales, lo que les da a los conservadores una mayoría absoluta de 28.

Sin embargo, el margen de error aquí podría poner el número final de escaños conservadores entre 311 y 367. Esto significa que no se puede descartar todavía un resultado de otro gobierno minoritario en un Parlamento bloqueado, ni una mayoría conservadora.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.