Grecia entró en default tras no pagarle al FMI