Crisis. Grecia, obligada a sacudir la alcancía para llegar a fin de mes