Grecia reabre los bancos envuelta en la incertidumbre

El gobierno de Tsipras levanta parcialmente el corralito y comienza a aplicar la suba del IVA pactada con los acreedores
(0)
20 de julio de 2015  

ATENAS.- Con una tímida reapertura de los bancos y el impacto de un aumento de los impuestos, Grecia se prepara para el inicio de una incierta recuperación económica marcada por una nueva etapa de austeridad.

El gobierno que acaba de remodelar el primer ministro, Alexis Tsipras, y del que quedaron excluidos los ministros opuestos a las nuevas medidas de austeridad, decretó para hoy la reapertura de los bancos, cerrados desde el 29 de junio. No obstante, las restricciones y los controles de capital seguirán en pie, pese a que Atenas anunció leves flexibilizaciones.

La limitación de la retirada de dinero en efectivo se fijó en 420 euros por semana en lugar de 60 euros al día, de manera que los ciudadanos puedan sacar mayores cantidades de dinero de una vez, sin tener que hacer cola cada día frente al cajero. El gobierno de Tsipras sigue temiendo que se produzca una fuga masiva de capitales.

Atenas aprobó excepciones para los ciudadanos que tengan que pagar cuidados médicos o estudios en el extranjero.

La situación económica del país es muy precaria, pese al préstamo de urgencia de 7000 millones de euros que espera recibir. Esos fondos desaparecerán rápidamente con el reembolso de 4200 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE) y pagos atrasados de cerca de 2000 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Debilitada tras años de recesión, la economía griega deberá hacer frente hoy a un fuerte impacto fiscal. El Parlamento aprobó una reforma del IVA, tal y como se comprometió con sus socios hace una semana en una tensa cumbre europea, a cambio de un nuevo plan de ayuda a medio plazo.

Solamente los medicamentos, los libros y el teatro se beneficiarán de una reducción de impuestos, al 6% frente al 6,5% vigente. Los hoteles pasarán al nivel intermedio del 13% después del verano boreal. Los productos alimentarios básicos -principalmente los frescos-, el agua y la energía estarán gravados desde hoy a ese nivel.

A los productos no perecederos, por su parte, se les aplicará el nuevo IVA del 23%, al igual que los transportes públicos, los taxis, los restaurantes y otros servicios. El Ejecutivo del izquierdista Tsipras espera así obtener ingresos suplementarios anuales de unos 2400 millones de euros a partir de 2016 y de 795 millones este año.

Queda saber en qué medida los comerciantes y los suministradores de servicios harán repercutir estas subidas en los precios finales o si recortarán sus márgenes de beneficio.

La aplicación de la suba del IVA es la primera medida de austeridad del gobierno de Tsipras, que no va a tener respiro después de esta reforma, pues el acuerdo alcanzado en Bruselas exige que Atenas vote este miércoles a más tardar nuevas reformas de austeridad. Medidas que supondrán un nuevo desafío político para Tsipras, que ha sufrido varias bajas en su partido, Syriza, durante la votación parlamentaria del IVA y que, según los expertos, no logrará evitar unas elecciones legislativas anticipadas.

En lo que respecta a los acreedores del país, éstos deben poner en marcha un tercer plan de ayuda a Grecia de más de 80.000 millones de euros en tres años, como prometió Bruselas, y para ello deberán superar primero sus diferencias.

Como ejemplo de las fricciones existentes, el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, descartó en una entrevista publicada ayer la idea defendida por su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, de una salida temporal de Grecia de la zona euro. "Es hablar de algo que no puede existir. O se sale del euro o se permanece en él", dijo Sapin al semanario griego To Vima.

Agencias AP, AFP y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.