Guaidó habló con Trump y envió un mensaje a Washington: "El momento es ahora"

Guaidó busca incrementar la presión en la calle
Guaidó busca incrementar la presión en la calle Fuente: Reuters - Crédito: Carlos Garcia Rawlins
Rafael Mathus Ruiz
(0)
30 de enero de 2019  • 13:39

WASHINGTON.- El presidente encargado de Venezuela , Juan Guaidó , habló por primera vez con el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, quien le reiteró su "fuerte respaldo" a la ofensiva lanzada por la oposición en Venezuela para poner en marcha una transición política y desplazar al régimen de Nicolás Maduro. En Washington, los enviados de Guaidó ofrecieron un mensaje unívoco: el momento es ahora, y la comunidad internacional debe elevar la presión sobre Maduro, y rechazar su última oferta de negociaciones.

"El momento es ahora", dijo el encargado de Negocios en Estados Unidos, Carlos Vecchio, en su primera conferencia de prensa como representante de Guaidó en el Diálogo Interameicano en Washington, donde LA NACION fue el único medio argentino presente. "Venezuela está preparada para el cambio. No podemos solos. Esto es una lucha entre democracia y dictadura", fue el mensaje que dejó.

Vecchio pidió a la comunidad internacional que elevara la presión sobre Maduro, y, cada vez que pudo, rechazó de manera tajante la última oferta de negociaciones del régimen. Dijo que se trataba de la misma vieja táctica para "confundir", "engañar" y "buscar oxígeno" para dilatar el impulso que ha cobrado la oposición bajo el liderazgo de Guaidó.

"La comunidad internacional no puede dejarse a manipular nuevamente por la dictadura", indicó Vecchio. "Queremos llamar a elecciones libres y transparentes, y para ello también vamos a requererir el apoyo de la comunidad internacional", indicó, antes de su conferencia de prensa, ante una sala atestada de diplomáticos, analistas y periodistas en el Atlantic Council, uno de los think tanks donde se presentó la delegación venezolana.

Los enviados a Estados Unidos de Guaidó recibieron durante los dos últimos días una aclamación política en Washington. Fueron recibidos en la Casa Blanca por el vicepresidente, Mike Pence; en el Congreso, por legisladores republicanos y demócratas, y fueron aplaudidos en dos eventos colmados de público en el Atlantic Council y el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS, según sus siglas en inglés), en sucesivas muestras del contundente respaldo a la transición política que se abrió en Venezuela.

Por la mañana, la Casa Blanca había informado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump , se había comunicado por primera vez por teléfono con Guaidó, a quien le reiteró su apoyo y con quien acordó mantener "una comunicación regular para respaldar el camino de Venezuela hacia la estabilidad y para reconstruir la relación bilateral entre Estados Unidos y Venezuela".

Además de Vecchio, Guaidó estuvo representado en Washington por el representante ante la Organización de Estados Americano (OEA), Gustavo Tarre; el embajador ante el Grupo de Lima, Julio Borges, y el jefe del grupo de Trabajo en la OEA, David Smolansky. Todos estuvieron acompañados en la conferencia de prensa por el secretario General de la OEA, Luis Almagro.

El objetivo de la "vuelta olímpica" de los diplomáticos fue posicionar el gobierno de interino de Guaidó e instalar la idea de que la transición política en Venezuela ya está en marcha y es irreversible. Vecchio fue tajante al rechazar la última oferta de negociación de Maduro: dijo que la "única negociación" es cómo sigue adelante la transición. El enviado de Guaidó dijo también que la amnistía propuesta por la Asamblea Nacional excluirá los delitos de lesa humanidad y no alcanzará a quiénes "matan a venezolanos en las calles".

Almagro también rechazó cualquier discusión con Maduro, que ha recibido el respaldo de China, Rusia, Cuba, Nicaragua y Turquía, entre otros países. En América latina, México y Uruguay también se mostraron a favor de un diálogo. Borges dijo que habrá "cero diálogo".

"Tenemos que comprometernos a recuperar la libertad en Venezuela", dijo Almagro, quien destacó su legitimidad dada por el pueblo y su conducción.

Tajante, también rechazó si medias tintas la oferta de Maduro para negociar: "Esto no es un tema de negociar entre dos partes. Este es un tema de redemocratizar el país. Es el único objetivo", afirmó en la conferencia de prensa.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.