Guerra al coronavirus: Italia busca "armas tecnológicas" para frenar la difusión

Un hospital de Brescia, con un paciente con coronavirus
Un hospital de Brescia, con un paciente con coronavirus Crédito: DPA
Elisabetta Piqué
(0)
25 de marzo de 2020  • 13:39

ROMA.- Con más de 70.000 casos, 7503 muertos y más de 26.000 personas internadas, en una carrera contrarreloj Italia lanzó un llamado urgente a empresas y universidades a desarrollar "armas tecnológicas" para detener la difusión del nuevo coronavirus .

Promovida por el ministerio de Innovación, encabezado por Paola Pisano, la iniciativa se llama "Innova para Italia". Y busca identificar lo antes posible "las mejores soluciones digitales disponibles en el mercado de apps de telemedicina e instrumentos de análisis de datos, para coordinar a nivel nacional el análisis, la adopción, el desarrollo y el uso de estas tecnologías para el control y contraste del Covid-19".

Stefano Piotto, licenciado en Química al frente del departamento de Farmacia de la Universidad de Salerno y CEO de SoftMining , empresa que aplica inteligencia artificial a los fármacos, es uno de los "cerebros" italianos que ya tiene lista una app anti-coronavirus.

En una entrevista a través de Facebook con la Asociación de la Prensa Extranjera de Italia, Piotto explicó que la app que creó junto a otros investigadores, llamada " SM_Covid19 ", es capaz de evaluar el riesgo de transmisión del virus a través del monitoreo de quienes son positivos. Piotto explicó que su app es muy distinta de las que resultaron clave en países como Corea del Sur y Taiwán, que se convirtieron en modelos de contención de la difusión del nuevo coronavirus y que se basaron en el seguimiento de los traslados de los ciudadanos a través de los datos de las compañías telefónicas. En Corea del Sur la App "Corona100m" visualizó de forma anónima los movimientos de los sujetos contagiados y de sus contactos, para informar a la población sobre las zonas de riesgo.

"La gran diferencia de nuestra app es que no se basa en la geolocalización, que sí fue usada en Corea del Sur, porque quisimos priorizar el respeto a la privacidad", subrayó Piotto, nacido en Monterotondo, al norte de Roma, hace 50 años, que se especializó en Química Zurich y España.

"Como estaba muy impactado por esta tragedia de dimensiones inesperadas, hace dos semanas junto a un equipo nos pusimos a pensar qué hacer para limitar el contagio. Pensamos cómo poder mantener los rastros de los contactos, pero el primer requisito que nos pusimos fue el respeto de la privacy, porque ciertas soluciones pueden utilizarse en Corea del Sur o China, pero acá en Italia no son aceptables", explicó.

Con la prioridad de tutelar al máximo la privacidad, luego de consultar a virólogos, informáticos, expertos en estadística y abogados, en una semana Piotto logró realizar un prototipo de app, que ahora ya está funcionando en dispositivos Android y en 24 horas, de Iphone.

¿Cómo funciona esta app? La idea de fondo es mantener el seguimiento, el tipo y la duración de los contactos. El contacto no se identifica con el número de teléfono celular de su usuario, sino con su peer . La app conserva los datos del usuario, se escanea cada 60 segundos, aún sin conexión de internet y los datos van cada 60 minutos a una base de datos protegida. Se calcula el factor de riesgo de contagio posible y se comunica al teléfono.

"Por ejemplo, si yo hice un test y soy positivo, pero hace dos días estuve con una persona, esta información calcula el riesgo que esta persona tiene y se transmite a su teléfono. No le dice que este valor viene del contacto conmigo, sino que hay una posibilidad más o menos grande de que pueda haber contraído el virus", contó. "Es muy importante no sólo para la persona porque la avisan del riesgo y así puede cambiar su comportamiento con los demás, con sus colegas de trabajo y con su familia. Es muy importante también para las autoridades sanitarias, porque sabrán a quién deben hacerles los tests de diagnósticos", explicó.

Piotto precisó que no se trata de un instrumento de diagnóstico, sino que ayuda a mantener el seguimiento de la difusión del virus. "Uno recibe un valor de la probabilidad de haber encontrado una persona que podria ser positiva", indicó, al destacar que se trata de una App muy simple. "Se va de cero, que quiere decir que no hay ningún contacto con alguien positivo en las últimas dos semanas, a 100, color rojo, que es cuando la autoridad sanitaria, después de un test, dice que uno es positivo. En el medio, están todos los colores, del verde al rojo, que dan la medida del riesgo", explicó.

Consultado por LA NACION si la app será gratis y estará disponible en otros países, Piotto dijo que sí y destacó que fue realizada para que sea accesible para todos, también en el exterior y "sin ningún espíritu de lucro" y que todo dependerá de si será seleccionada por el gobierno. "No hicimos ninguna promoción aún en las redes porque estamos esperando que las autoridades decidan qué solución adoptar y esperamos que eviten soluciones tipo Arlequín, diversas, sino que todos adoptemos la misma app, que debe ser gratuita y abierta para todos", indicó.

Subrayó, por otro lado, que la app será importante también finalizada esta emergencia. "Cuando volvamos a una vida normal, esperemos pronto, seguiremos moviéndonos, pero podremos evitar con esto una nueva epidemia", aseguró.

En cuanto a la privacidad bajo riesgo, Piotto admitió que hay una alarma generalizada. "Por un lado hay quien dice que más invasivo que perder la privacidad es una intubación y muchos están listos a ceder libertades individuales a cambio de una promesa de una salud mejor. Y otros están alarmados por una posible deriva autoritaria. Es un tema delicado porque en un momento de emergencia como éste se puede perder brújula", opinó.

"Pero yo viajo a menudo a China y sé muy bien cómo podemos volvernos si cedemos libertades que apreciamos. Y justamente por esto es que pensamos evitar la geolocalización, a diferencia de la app de Corea del Sur, porque es más difícil de aceptar para italianos y europeos", agregó. Más allá de esta diferencia, este científico elogió lo realizado por Corea del Sur y Singapur: "por primera vez en la historia de la humanidad llegamos a la medicina digital, se ahorraron muchos contagios y muertos y funcionó del punto de vista sanitario".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.