Guyana, el empobrecido país que podría catapultarse por el boom petrolero