Haider, cada vez más cerca del gobierno

Defensa: el líder conservador respaldó una coalición con la extrema derecha;el miércoles concluye la negociación.
(0)
31 de enero de 2000  

VIENA.- Wolfgang Schuessel, líder del conservador Partido Popular Austríaco (OEVP), salió ayer al cruce de la avalancha de críticas de los dirigentes e instituciones europeas, ante su intención de establecer una alianza para formar gobierno con la extrema derecha, y solicitó que "se emitan juicios y no prejuicios".

En una entrevista por TV, Schuessel, vicecanciller y ministro de Relaciones Exteriores en funciones, dijo que nunca permitiría que Austria fuera considerada un "país neonazi", como se lo acusa, y defendió su decisión de negociar la coalición con el Partido de la Libertad (FPOE), liderado por el ultraderechista Joerg Haider, pese a las recientes afirmaciones de éste contra los inmigrantes, la Unión Europea (UE) y sus elogios al régimen de Adolf Hitler.

Schuessel minimizó las palabras de su "socio" contra la UE al decir que, de tener éxito las negociaciones para la coalición, "una gran parte del Partido de la Libertad debe cambiar y apartarse de la oposición fundamental a Europa". Insistió en que el OEVP asumirá "el papel de garante de la continuidad de la vía iniciada por Austria", lo que supone un "sí" a Europa, a la ampliación de la UE, a sus valores y principios, a la Unión Monetaria, a la tolerancia y al pluralismo.

La posibilidad de que Haider se una al gobierno preocupó a varios miembros de la UE, que temen los desafíos de sus propios partidos derechistas, que podrían verse animados con este precedente, por lo que el organismo amenazó con iniciar el proceso de expulsión de Austria de la entidad internacional.

Schuessel comentó que esto sólo es posible cuando un miembro viola permanentemente los derechos humanos y subrayó que Austria "no es un Estado autoritario".

Agregó que no permitirá que su país sea equiparado con una "dictadura semiautoritaria".

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.