Hamas podría suspender sus ataques

Ese grupo terrorista y Al Fatah apoyarían el cese del fuego pedido por Arafat
(0)
20 de diciembre de 2001  

JERUSALEN.– La milicia militar del partido Al Fatah, que lidera Yasser Arafat, y el movimiento de resistencia islámico Hamas, responsables de buena parte de los últimos atentados suicidas contra Israel, anunciaron ayer que suspenderían sus ataques contra objetivos israelíes para permitir así una reanudación de los contactos entre la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y el gobierno del premier Ariel Sharon.

Un alto dirigente de Hamas afirmó ayer que, tal como lo había solicitado Arafat, ese grupo analizaba cesar los atentados suicidas contra Israel aunque el sitio de la organización en Internet desmintió más tarde esa posibilidad.

La ANP cerró en los últimos días varios locales de Hamas en Gaza y ayer clausuró cinco talleres sospechosos de fabricar armamento para el movimiento islámico.

Simultáneamente, la milicia armada “Tanzin” del partido Al Fatah, emitió un comunicado en el que dijo que acepta el alto el fuego exigido por el presidente palestino y la suspensión de cualquier operación armada contra Israel.

El anuncio podría operar como una muestra de apoyo al liderazgo de Arafat, fuertemente cuestionado por Sharon, que optó la semana última por cortar todo contacto con la ANP y desconocer la autoridad de su histórico líder.

De hacerse efectiva la suspensión de las operaciones de los grupos de resistencia islámica contra Israel, el gobierno de Sharon y la ANP avanzarían con sus contactos sobre seguridad, aunque fuentes del gobierno judío dijeron anoche que el premier israelí era escéptico respecto de un freno de la violencia.

Anoche se produjo un primer encuentro entre funcionarios del Ministerio de Defensa israelí y autoridades árabes, según lo confirmó el jefe del servicio palestino de seguridad preventiva en Cisjordania, el coronel Jibril Rajub. Las dos partes, que no se reunían desde el 11 de diciembre, participaron de esa reunión con exigencias opuestas.

Según el coronel Rajub, los funcionarios palestinos intentarán que las conversaciones sirvan para “contener la violencia unilateral practicada por el gobierno israelí“.

En tanto, Sharon pidió a su jefe del servicio de la seguridad interior –Shin Beth– que restablezca los contactos con sus homólogos palestinos, ya que estima que cooperando con ellos “puede impedir a las organizaciones extremistas palestinas perpetrar atentados contra Israel”, indicó anoche un responsable israelí.

Los acercamientos entre Israel y los palestinos redujeron los incidentes armados. Ayer un soldado israelí resultó levemente herido por disparos palestinos en Ramallah, Cisjordania.

En referencia al restablecimiento de los contactos, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powel, dijo que, luego de haber “perdido la esperanza” de lograr una normalización de la situación, ahora hay “elementos positivos” en la reunión de los responsables de seguridad de las dos partes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.