Hasta los croatas del Chaco se oponen a los ataques