Hezbollah atacó posiciones israelíes y abrió un nuevo frente de conflicto

La guerrilla chiita mantenía una tregua desde octubre último
(0)
24 de enero de 2002  

JERUSALEN.- Luego de una tregua de varios meses, el grupo guerrillero libanés Hezbollah abrió ayer un nuevo frente de conflicto en la región de Medio Oriente al atacar con cohetes y disparos de mortero posiciones del ejército israelí en una zona rural junto a la frontera con el Líbano.

Los ataques del grupo chiita, que cuenta para sus operaciones con el apoyo de Siria e Irán, se concentraron en cuarteles israelíes en Ramta, Sammaqa y Aalam, el disputado sector de las granjas de Shebaa conquistado por Israel durante la guerra arabe-israelí de junio de 1967 y desde entonces reclamado por Beirut.

Mediante una declaración emitida en la capital libanesa, Hezbollah indicó que los guerrilleros atacaron posiciones israelíes en la zona de Shebaa y lograron hacer blanco. Agregó que el ataque fue "en respuesta a repetidas transgresiones israelíes", lo que revela un giro en la estrategia del grupo, que desde octubre último mantenía una tregua con Israel.

"Nos preocupa lo que está pasando en la región y no podemos ser simples espectadores ante las agresiones y violaciones diarias de Israel en el Líbano y en toda la zona", explicó Naim Qassem, número dos de la agrupación. Añadió que "el movimiento debe permanecer en la resistencia y en la intifada para que el proyecto israelí no se realice, como planean Israel y Estados Unidos.

Respuesta israelí

En respuesta a los ataques de Hezbollah, aviones de la fuerza aérea israelí atacaron ayer posiciones de la milicia en el sur del Líbano. Según testigos, los bombarderos sobrevolaron varias veces una colina en la zona de Shebaa y dispararon por lo menos seis misiles, al tiempo que la artillería israelí golpeó blancos de la guerrilla.

El ministro israelí de Defensa, Benjamin Ben-Eliezer, consideró "muy graves" las agresiones de Hezbollah y opinó que Siria e Irán dieron su aval a estos actos violentos, al tiempo que el jefe de la diplomacia, Shimon Peres, acusó en un comunicado a Irán de "usar a Hezbollah para provocar un aumento de la violencia en la región".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?