Increíble pero real: el punto en que Hillary Clinton y Donald Trump sí coinciden