Honduras: frustran la salida de Zelaya a México

El gobierno de facto hizo fracasar un plan del mandatario derrocado; rechazan por "improcedentes" los pedidos del país azteca
(0)
10 de diciembre de 2009  • 06:51

TEGUCIGALPA.- El derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, trató el miércoles de partir hacia México desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde está refugiado desde hace casi tres meses, pero su intento fracasó por desacuerdos con el gobierno de facto, encabezado por Roberto Micheletti.

Las autoridades del régimen golpista habían accedido a darle un salvoconducto para que viajara como asilado del gobierno mexicano, pero Zelaya pretendía llegar a México como huésped distinguido, denunció el canciller de facto Carlos López.

"Quedó abortado (el acuerdo de salida) en las circunstancias actuales, pero el gobierno no tiene una negativa en el sentido de considerar una solicitud debidamente formulada", dijo López.

Sobre Zelaya pesan órdenes de arresto si sale de la sede diplomática brasileña en Honduras, donde permanece tras haber regresado clandestinamente al país el 21 de septiembre.

El derrocado mandatario fue expulsado del país por militares el 28 de junio, acusado de violar la Constitución por insistir en realizar un referéndum que abriera paso a la reelección, pero regresó clandestinamente al país casi tres meses después, después de varios intentos frustrados.

El gobierno de facto dijo que había decidido atender el pedido de un salvoconducto para asilo político pedido por México, pero que luego el gobierno de Felipe Calderón cambió su pedido original y por esa razón fue rechazado. "Se hizo evidente que dicho gobierno se apartó de su postura original, y en su lugar presentó una solicitud no conforme a los requerimientos legales para un salvoconducto por asilo político", aseguraron en un comunicado difundido por el canal estatal.

La comunidad internacional ha reclamado sin éxito la restitución e incluso países que han reconocido las elecciones del 29 de noviembre, como Estados Unidos, aseguran que antes de que asuma el próximo presidente electo, Porfirio Lobo, es necesario restaurar el orden constitucional.

En tanto, Zelaya dijo que él es el presidente legítimo de los hondureños y por lo tanto no quiere salir por la vía del asilo político. "De ninguna forma es solicitud de asilo o solicitud para renunciar al cargo que yo represento", señaló.

La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana dijo en un comunicado que estaba realizando gestiones "con el apoyo de países amigos y de algunos actores políticos hondureños, con el propósito de obtener las garantías de seguridad necesarias, mediante un salvoconducto, para que el presidente Zelaya pueda dejar la protección de la Embajada de Brasil en Tegucigalpa".

A raíz de lo sucedido, en los alrededores de la embajada de Brasil, policías reforzaron el cerco a la sede que fuerzas militares mantienen desde septiembre.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.