Hu Jintao visitó la zona más desvastada