Las elecciones se acercan y el clima político se enrarece otra vez en Bolivia

La pandemia afectó gravemente la situación sanitaria y económica en Bolivia, en medio de la crisis política
La pandemia afectó gravemente la situación sanitaria y económica en Bolivia, en medio de la crisis política Fuente: Reuters
Rubén Guillemí
(0)
10 de julio de 2020  • 18:26

Mientras el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales rechaza la posibilidad de correr la fecha de elecciones presidenciales como un intento del gobierno de perpetuarse en el poder , Bolivia avanza hacia los comicios del 6 de septiembre en medio de un panorama sanitario y político desolador. La presidenta interina Jeanine Áñez y medio gabinete están contagiados de coronavirus, además de varios legisladores y funcionarios del Congreso . En todo el país son numerosos los casos de personas que mueren de coronavirus en la vía pública camino al hospital, y la proporción de fallecimientos por número de contagiados en Bolivia ya duplica a la Argentina.

"Nosotros no vemos factible la realización de elecciones en septiembre, cuando probablemente se registre el pico de la pandemia. Lo más razonable es octubre", dijo a LA NACION Samuel Doria Medina, que acompaña a Áñez en la fórmula como candidato a vicepresidente en el partido "Juntos".

Bolivia quedó inmersa en un berenjenal político, económico, y ahora sanitario, a partir de las elecciones de octubre pasado. Tras las denuncias de fraude, Áñez asumió el poder en noviembre de forma "interina". Los nuevos comicios se iban a realizar el 3 de mayo, pero por la pandemia fueron prorrogados para el 6 de septiembre. Cualquier modificación, debe ser impulsada por el Congreso y el Tribunal Supremo Electoral (TSE), un poder independiente y multipartidario.

En el medio, la Justicia tiene en marcha varias causas contra el MAS.La Fiscalía pidió esta semana la detención de Evo bajo acusaciones de "terrorismo". El candidato presidencial del MAS, Luis Arce, está procesado en dos causas de corrupción, y su partido podría perder la personería jurídica y quedar proscripto por las acusaciones de fraude en los últimos comicios.

Aunque todas las encuestas preelectorales dan una victoria del MAS en primera vuelta, no tiene asegurado el 40% de los sufragios más 10 puntos de diferencia con el segundo más votado como para evitar un ballottage.

Y pese a que se estima que alrededor de dos tercios del electorado rechazan al MAS, esa oposición está fragmentada en varias agrupaciones con el oficialista "Juntos" a la cabeza, seguido del centroizquierdista y expresidente Carlos Mesa, que quedó detrás de Evo en octubre.

Doria Medina desestimó las insistentes versiones de estas últimas semanas de que Áñez podría declinar su candidatura para formar un frente con Mesa. "Creo que, en todo caso, la presidenta es la persona adecuada para liderar la oposición al MAS. La gente apoyó a Mesa en octubre por rechazo a Evo. Pero ahora que Evo no está, Áñez es la candidata con más respaldo en todas las regiones", dijo Doria Medina.

El aspirante a vicepresidente responsabilizó al gobierno anterior por el actual colapso del sistema sanitario frente a la pandemia de coronavirus. "Evo gastó cuatro veces más en la construcción de canchas de fútbol y estadios deportivos que en proyectos de salud. Textualmente dijo el año pasado que 'inaugurar una cancha de fútbol es como inaugurar un hospital'. Por eso es que esta pandemia encuentra al país con el sistema de salud más precario de toda la región", dijo Doria Medina.

En tanto el aspirante del MAS, Luis Arce, señaló a LA NACION que las acusaciones legales contra los dirigentes de su partido están motivadas en su claro predominio frente a las elecciones. "Desde un inicio inventaron juicios y procesos judiciales sin ningún asidero, sólo para hacer shows mediáticos, y que la gente crea que Luis Arce es un corrupto. Porque hoy las estadísticas nos dan una amplia victoria", dijo.

En cuanto a sus prioridades en un eventual gobierno, Arce remarcó que "lo primero va a ser atender el tema del coronavirus". Pero además, el exministro de Economía de Evo destacó la grave situación económica, con cierre de empresas y desempleo, generada por la cuarentena. "A la gente le cuesta entender que hasta el año pasado éramos la economía de mayor crecimiento y ahora somos una economía muy rezagada y con una tasa de crecimiento muy baja respecto de los países vecinos. Eso es muy preocupante. Por eso, tenemos un plan para reconstruir la economía", afirmó.

El analista político Jorge Dulón, estimó como "muy probable" una nueva postergación de los comicios. "Incluso esta semana aceptó esa posibilidad Sergio Choque del MAS, que preside la Cámara de Diputados, cuando dijo que 'ninguna ley está escrita en piedra'".

De todas formas, Dulón presentó un panorama sombrío para el partido de Evo si no logra un triunfo en la primera vuelta electoral. "El MAS probablemente pierda en un ballottage, y creo que entonces podrían prosperar los diferentes procesos legales y hasta quitarles la personería jurídica, lo que trabaría incluso la labor de la bancada del MAS en el Congreso. Por eso, el MAS necesita sí o sí imponerse claramente en la primera vuelta", afirmó.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.