Hunter Biden, el talón de Aquiles del exvicepresidente que inquieta a los demócratas

Después de las gestiones diplomáticas de su padre en Ucrania fue contratado por una compañía gasífera
Stephen Braun
Lynn Berry
(0)
24 de septiembre de 2019  

WASHINGTON.- En 2014, el entonces vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, estaba a la cabeza de los esfuerzos diplomáticos estadounidenses para apoyar al frágil gobierno democrático de Ucrania en su intento de evitar una agresión de Rusia y erradicar la corrupción.

Así que cuando Hunter, el hijo de Biden, fue contratado por una empresa gasífera ucraniana, las sospechas no tardaron en llegar.

La Casa Blanca de Barack Obama dijo en su momento que no había conflicto de intereses porque el joven Biden era un ciudadano privado. Y no hay ninguna evidencia de actos indebidos cometidos por alguno de los Biden.

Pero el tema está de vuelta en el centro de las discusiones luego de las revelaciones de que el presidente estadounidense, Donald Trump, incitó al presidente de Ucrania para ayudarlo a investigar cualquier acto de corrupción vinculado con Joe Biden, actualmente uno de los candidatos demócratas favoritos para las elecciones presidenciales de 2020.

Desembarco

El abogado privado de Trump y excalcalde de Nueva York Rudy Giuliani también instó públicamente a los funcionarios ucranianos a investigar a los integrantes de la familia Biden.

Hunter Biden fue designado miembro remunerado del directorio de Burisma Holding en abril de 2014.

El fundador de la empresa era un aliado político de Viktor Yanukovich, el presidente ucraniano pro-Rusia que en febrero de 2014 fue depuesto tras las masivas protestas.

La salida de Yanukovich alentó a la administración Obama a moverse rápido para profundizar sus lazos con el nuevo gobierno de Ucrania. Joe Biden jugó un papel crucial. Se desplazó a Ucrania y habló frecuentemente con el nuevo presidente pro-Occidente.

El rol directivo de Biden hijo causó preocupación entre los grupos anticorrupción por la posibilidad de que Burisma buscara ganar influencia dentro de la administración de Obama.

En ese entonces, la empresa estaba realizando una operación de extracción de gas natural en Crimea, una península ucraniana anexada por Rusia luego de la salida de Yanukovich del poder.

Hunter Biden negó haber usado la influencia de su padre para ayudar a la empresa Burisma. Permaneció en el directorio hasta principios de 2019, con apariciones frecuentes en conferencias internacionales vinculadas con las energías en las que representaba los intereses de Burisma.

El sábado pasado, el exvicepresidente dijo que nunca habla con su hijo sobre sus transacciones comerciales en el exterior.

Cuestionamientos

Sin embargo, Trump y sus aliados no han dejado de cuestionar el asunto. Señalan en particular la movida de Biden de marzo de 2016 para presionar al gobierno ucraniano para despedir a su fiscal general, Viktor Shokin, que anteriormente había liderado una investigación sobre el propietario de Burisma.

Biden representaba la posición oficial del gobierno estadounidense, una posición que también contaba con el apoyo de otros gobiernos occidentales y de muchas personas en Ucrania, que acusó a Shokin de ser demasiado suave con la corrupción.

La corrupción siguió proliferando en Ucrania. En mayo, el nuevo presidente del país, Volodimir Zelenski, llegó al poder sin experiencia política, pero con audaces promesas para terminar con la corrupción.

Por esa época, Giuliani empezó a contactar a Zelenski y sus asesores para presionarlos para lanzar una investigación gubernamental en torno de Burisma y el papel de Hunter Biden en la empresa.

El 19 de mayo, en una entrevista con Fox News, el presidente Trump aseguró que el exfiscal de Ucrania "estaba detrás" del hijo de Joe Biden y que por esa razón el exvicepresidente norteamericano había exigido su despido. Sin embargo, no hay pruebas que demuestren esa afirmación.

En mayo, Bloomberg News informó que el actual fiscal general de Ucrania, Yuriy Lutsenko, dijo que no tenía ninguna evidencia de algún acto indebido de parte de Biden o de su hijo.

La agencia Bloomberg también indicó que la investigación de la compañía Burisma estaba inactiva en el momento en que Biden presionó por la salida del fiscal general Shokhin.

Traducciónes de Jaime Arrambide

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.