Iglesias, un líder con fascinación por el estilo del peronismo