Incursión militar de Turquía en Siria para proteger un mausoleo

Tropas cruzaron la frontera en Kobani para recuperar un féretro y rescatar a 38 soldados bajo asedio de Estado Islámico; Damasco protestó por el operativo
(0)
23 de febrero de 2015  

ANKARA.- Las fuerzas armadas turcas realizaron un operativo en territorio sirio, a 35 kilómetros de la frontera, para recuperar el féretro de Suleyman Shah, abuelo del fundador del Imperio Otomano, y evacuar a 38 soldados que tenían funciones de guardia en la tumba, ubicada en un territorio ahora dominado por Estado Islámico.

Para el operativo, que se realizó por la noche, fueron movilizados 600 soldados, 100 tanques y vehículos blindados, aviones y drones. La reubicación de la tumba y su custodia fue un éxito y no se produjeron combates contra EI, aunque un soldado turco habría muerto en un accidente, según fuentes oficiales.

"Ha sido una operación sumamente exitosa sin perder nuestros derechos bajo la ley internacional", dijo el premier turco, Ahmet Davutoglu, en una conferencia de prensa.

Las tropas cruzaron la frontera en la ciudad de Kobani y contaron con el apoyo de las autoridades locales kurdas, que, desde le victoria contra EI, controlan la zona.

En tanto, los 38 soldados rescatados custodiaban la tumba de Suleyman Shah, el abuelo del fundador del Imperio Otomano, que habría muerto en el lugar donde se encuentra el mausoleo, a 35 kilómetros de la frontera y en una zona que Turquía considera parte de su territorio nacional. Normalmente el destacamento rotaba cada seis meses, pero se encontraba atrapado en luchas contra EI desde hacía ocho meses,

La tumba y los restos fueron también reubicados, ya que EI y otros grupos extremistas, cuya interpretación del islam considera que la veneración de tumbas es idolatría, destruyeron varios mausoleos y mezquitas desde el inicio de la guerra civil en Siria, en 2011.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores sirio señaló que la intervención de Turquía era una "agresión flagrante" y que tendrían que "responsabilizarse de las posibles repercusiones".

Damasco también acusó a Ankara de apoyar a grupos insurgentes en Siria. "La incursión turca fue un acto sospechoso que revela la estrecha relación del gobierno turco con las organizaciones terroristas que operan en la región", agregaron.

La política turca contra grupos jihadistas en Siria se mantiene ambigua desde el comienzo de la guerra, sin grandes compromisos en la lucha contra EI.

"Por primera vez en 90 años de la república se entregaron nuestras tierras sin lucha: es inaceptable", dijo el líder de la oposición turca, Kemal Kilicdaroglu.

Agencias ANSA y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.