India no descartó una nueva guerra con Paquistán

Ambos países movilizaron tropas
(0)
20 de diciembre de 2001  

NUEVA DELHI.- En un clima de creciente tensión tras el ataque al Parlamento de Nueva Delhi, India y Paquistán desplazaron efectivos hacia la disputada región de Cachemira, donde se registraron duelos con armas automáticas y morteros, y ayer el primer ministro indio insinuó la posibilidad de una nueva guerra.

El enfrentamiento del martes por la noche, sin víctimas, es el primero desde que Nueva Delhi acusó a Islamabad de estar detrás del ataque contra el Parlamento indio que provocó trece muertos el jueves último.

Después del tiroteo, el primer ministro indio, Atal Behari Vajpayee, declaró que pretende evitar una guerra con el vecino país, pero que la diplomacia no es la única opción que se está barajando. "Hay que realizar todos los esfuerzos para evitar una guerra. Intentamos solucionar esto diplomáticamente, pero también hay disponibles otras opciones"declaró el mandatario ante el Parlamento.

Vajpayee, sobre el que crece la presión para atacar bases de extremistas musulmanes en Paquistán, aseguró que los terroristas que atacaron el Parlamento indio el 13 del actual eran ciudadanos de ese país, al que acusan de apoyar a organizaciones terroristas. El funcionario agregó que el gobierno paquistaní sabe que hay fuerzas en Paquistán que participan en el terrorismo y repitió su exigencia de que acabe con ellos.

Movimiento de tropas

El jefe del Estado Mayor de la India, general Padmanabhan, denunció que el ejército paquistaní está acumulando tropas en la frontera entre ambos países e indicó que se han tomado las medidas necesarias para hacer frente a esta amenaza.

La acusación fue negada por el general Rashid Qureshi, vocero del ejército paquistaní. "Esto es absolutamente falso, no hemos movido tropas adicionales ni realizado ningún movimiento inusual", declaró.

Según la agencia United News of India, fuerzas de seguridad indias abatieron ayer a 11 miembros de la organización extremista musulmana Lashkar-i-Toiba en la línea de control de Cachemira. El gobierno indio acusa a esta organización de haber perpetrado el asalto al Parlamento.

Además, una persona murió y 58 resultaron heridas ayer cuando un supuesto extremista musulmán lanzó una bomba en un mercado en Pulwama, en el Estado indio de Jammu-Cachemira, dijo la policía.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, George W .Bush, y el secretario de Estado, Colin Powell, conversaron ayer -vía telefónica- con los gobiernos de Nueva Delhi e Islamabad para intentar suavizar las tensiones.

Pero el vocero del partido de Vajpayee, el BJP, Vijay Kumar Malhotra, declaró que Estados Unidos no tiene derecho alguno a decirle a India qué es lo que tiene que hacer y acusó a Washington de medir con distinto rasero la lucha antiterrorista, comparando la ofensiva contra Al-Qaeda y las acciones indias contra extremistas en Cachemira.

India y Paquistán, ambas potencias nucleares, se enfrentaron en tres guerras desde 1947, dos de ellas por el control de Cachemira.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.