Indignación en Batasuna a raíz de las detenciones

El partido rechazó las leyes españolas
El partido rechazó las leyes españolas
(0)
23 de agosto de 2001  

MADRID (De nuestra corresponsal).- Eso de que vascos capturen a vascos -por delincuentes que sean- indignó a los militantes de Batasuna, la fuerza política aliada de ETA, que le reprochó al gobierno regional de Vitoria su "sometimiento a los deseos y la presión de los españoles".

Sí, leyó bien. Eso dijo Batasuna.

¿Y por qué? Porque, a su juicio, no está bien que las detenciones de los ocho supuestos delincuentes se hayan hecho "bajo el amparo de la ley antiterrorista española". Y más indignado todavía el partido preguntó al gobierno regional cómo es posible que "se acepte trabajar bajo las órdenes del juez Baltasar Garzón, que es de la Audiencia Nacional".

A estas alturas conviene recordar que la gente de Batasuna no se considera española, sino vasca. Y que sostiene que ambas categorías son antagonistas y de ninguna manera integrables. O se es una cosa o se es la otra. Que algo se califique de "español" es, a su juicio, una de las mejores maneras de insultar. Por duro que suene leer esto.

Por eso no les gusta el giro que están tomando las cosas. En las últimas horas, la Ertzaintza -la policía regional vasca- dio pruebas de operatividad contra la delincuencia terrorista a tal punto que el propio gobierno nacional tuvo que felicitarla.

"Estamos preocupados por el camino que está tomando la Ertzaintza", dijo Batasuna. ¿Y por qué? Bueno, porque -a su juicio- "está utilizando vías que no garantizan los derechos fundamentales de los ciudadanos vascos y que los pisan directamente".

Conceptos duros que revelan hasta qué punto el combate contra el terrorismo por el que optó el gobierno regional irrita a quienes, dentro del País Vasco, nunca lo condenaron.

Como se ve, la tensión crece entre nacionalistas moderados y demócratas. Y los radicales.

De algún modo tendrá que decantar.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.