Indignación en los pasajeros del Eurostar

(0)
20 de diciembre de 2009  

LONDRES (DPA).- Iba a ser el comienzo de un agradable fin de semana y terminó convirtiéndose en una larga pesadilla. Más de 2500 personas pasaron horas atrapadas en cuatro trenes Eurostar, que quedaron varados por la ola de frío polar en el Eurotúnel bajo el Canal de la Mancha, entre Francia y Reino Unido.

El pánico se apoderó de muchos que tuvieron que salir a pie, a través del túnel, hasta una locomotora de reemplazo que los sacó del lugar. Otros pasaron hasta 15 horas esperando en los trenes hasta que pudieron llegar a destino, extenuados, hambrientos y furiosos.

"Nos trataron como animales", se quejó un pasajero. "No había comida y la gente estaba tirada en el suelo". Un turista estadounidense y su mujer estaban atónitos: "Venimos de San Francisco y tardamos 10 horas hasta Londres. Con el Eurostar necesitamos ahora 12 horas desde París. ¿Qué puedo decir?", se lamentó.

La avanzada tecnología de los modernos trenes de alta velocidad que conectan Londres con París o con Bruselas no sirvió para superar las extremas condiciones climáticas. Las locomotoras se enfriaron de forma inusual en el trayecto desde el gélido norte de Francia. Luego ingresaron en el túnel, que se encuentra a 25 grados de temperatura y con una alta humedad.

El jefe de Eurostar, Richard Brown, explicó de este modo el efecto de ese contraste: "Es como sacar una botella de cerveza del frigorífico para meterla en un lugar caliente. Se condensa mucha agua". Fue eso lo que provocó la falla en los sistemas electrónicos de los trenes.

Pero muchos pasajeros quedaron insatisfechos con la explicación. Lee Godfrey se encontraba con su familia en uno de los dos trenes que fueron evacuados por otro túnel con ayuda de una locomotora. "Había una mujer en silla de ruedas y otra con un embarazo de siete meses. También tuvimos un caso de asma", relató.

Según el pasajero, primero se fue la electricidad y luego el aire acondicionado. Al final también el agua y la comida se acabaron. "Los niños dormían en el suelo y sólo había un baño. Fue una pesadilla."

Después, los pasajeros tuvieron que bajarse en el túnel oscuro para llegar hasta la locomotora de reemplazo. "No teníamos luz. Fue muy angustiante para los niños y los ancianos", dijo Godfrey.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.