Inmigrantes a la deriva en el Pacífico

(0)
28 de agosto de 2001  

MELBOURNE.- Un barco noruego, que rescató a 430 inmigrantes que buscaban refugio en Australia, continuaba ayer rondando las costas de ese país después de que el gobierno se negó a autorizar su desembarco. Los pasajeros ya fueron rechazados, también, en Indonesia.

El buque, un portacontenedores noruego, rescató anteayer a la noche a los inmigrantes de otra embarcación en peligro y se dirigió posteriormente a la isla australiana de Christmas.

Sin embargo, el primer ministro australiano, John Howard, dijo ayer ante el Parlamento que el barco noruego debería haberse dirigido hacia el puerto más cercano, que se encontraba en Indonesia, y no hacia Australia, como lo hizo.

Según Howard, Australia ya ha ofrecido la ayuda humanitaria necesaria y el asunto está ahora en manos de los gobiernos de Noruega e Indonesia.

"Espero que, entre otras cosas, sirva de mensaje para los que se encargan de transportar a estas personas", pues si bien "somos un país humanitario y decente, no somos sensibleros", declaró Howard.

En Indonesia, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wahid Supriyadi, indicó que "si las autoridades australianas rechazan (a los inmigrantes) porque no llevan la documentación necesaria, no veo razón alguna para que nosotros tengamos que permitirles la entrada".

Los campos de detención australianos, adonde se lleva a los inmigrantes ilegales hasta que su status es estudiado, se encuentran sin capacidad para recibir más personas.

Australia acoge en la actualidad a unos 2500 inmigrantes ilegales o indocumentados, entre los que se cuentan 500 niños, en nueve campos de detención repartidos por todo el territorio.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?