Inquietud en los países vecinos