Suscriptor digital

Inquietud militar por la reelección de Fujimori

Un grupo de oficiales no reconocería su tercer mandato.
(0)
29 de marzo de 2000  

LIMA.- Las cuestionadas elecciones presidenciales del Perú recibieron ayer otro fuerte cimbronazo con el pronunciamiento de un grupo de presuntos oficiales de las fuerzas armadas y policiales que, utilizando seudónimos, emitieron un comunicado en el que afirman que desconocerán el mandato de Alberto Fujimori si consigue un tercer período de gobierno en las elecciones del próximo 9 de abril.

Observadores internacionales que participan de una misión de control al proceso electoral en este país consideraron que no están dadas las condiciones para la realización de elecciones justas y limpias en Perú. Al mismo tiempo, desde distintos sectores de la oposición se afirma que Fujimori estaba imposibilitado legalmente de presentarse a un tercer mandato.

En ese contexto, la carta publicada anteayer por un grupo de origen militar advierte sobre la posibilidad de un fraude en los comicios, porque afirma que el gobierno desconoció normas constitucionales que impedían la tercera postulación de Fujimori, a quien acusan de ejercer un amplio dominio sobre el Congreso, el Poder Judicial, la Fiscalía y las fuerzas armadas y policiales.

Los firmantes de la carta aparecen con los siguientes seudónimos: coroneles de la policía "Ciclón" y "Hércules"; coroneles de la fuerza aérea "Félix" y "Cóndor"; capitanes de navío "Tiburón" y "Ulises", y los coroneles del Ejército "Atila" y "Goliat".

El texto de la misiva señala que existe malestar y repudio hacia Fujimori en las fuerzas armadas del Perú por varias razones. "No reconoceremos al ilegal candidato a presidente Alberto Fujimori de salir victorioso en las próximas elecciones generales del 9 de abril, dándole nuestro total apoyo a cualquier candidato que ocupe el segundo lugar", manifestaron los firmantes.

Y mencionaron otros cuestionamientos, como la hegemonía del Servicio de Inteligencia Nacional y su jefe de facto, Vladimiro Montesinos. Al cierre de esta edición, ninguna autoridad militar peruana había comentado la declaración.

"No es un golpe"

Los firmantes del comunicado aclararon que no debe interpretarse su pronunciamiento "como un anuncio de golpe de estado", sino que más bien "serviría para conservar una auténtica democracia".

El grupo se quejó por la utilización de personal militar de tropa en la campaña electoral de Fujimori. Además sostiene que a muchos militares se los obligó a firmar las planillas en favor del partido oficialista Perú 2000 y que se les entregaron documentos de identidad para que voten en los comicios. Los militares están impedidos de votar por ley.

Además, en el comunicado los firmantes rechazaron el ascenso de coroneles a generales sin respetar el principio de antigüedad y méritos y decidiendo en base a la mayor o menor cercanía a Montesinos.

La oposición, por su parte, considera que el gobierno se valdrá de todos los medios para garantizar que Fujimori extienda su mandato a 15 años.

La esposa del candidato presidencial peruano Alejandro Toledo, Eliane Karp, dijo ayer que "parece que la vocación de este gobierno (del presidente Alberto Fujimori) no es gobernar, sino ser una fábrica de chismes".

Karp, antropóloga de origen belga, salió así anticipadamente al paso a la posible aparición en un programa de televisión de una niña de 12 años que asegura ser una hija de Toledo, el economista que se ha convertido en una seria amenaza para la pretensión de continuidad de Fujimori.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?